• Lee Chile

El procesador mental


Lectura veloz, lectur rapida, aprender a leer, mejorar la comprensión, subir las notas, curso de lectura, memoria y comprensión

¿Se entrena?

¿Cómo se traducen estos resultados en su vida diaria?

Desarrollar su lectura implica una serie de beneficios en varios aspectos, los que pueden ser muy tangibles y predecibles, como también de los otros, esos que sólo una mente entrenada puede percibir a la hora de leer o estudiar.

Desde hace más de una década, todos los estudios en el área de la neurociencia apuntan a que, con un entrenamiento adecuado, las capacidades de atención y de memoria mejoran en forma considerable su ritmo de respuesta frente a estímulos de diferente orden. ¡Y es más! Se sabe con certeza que, en las distintas etapas de la vida, nuestro cerebro es capaz de mantener su capacidad de reorganizarse y formar nuevas conexiones… ¡Pero Ojo! Como le puede parecer obvio, este crecimiento dependerá de los estímulos a los que usted se enfrente, y que nuevos desafíos o aprendizajes incorpore en su mente.

lectura agil, ejercicios de lectura, como mejorar mi comprensión, aprender a leer, mejorar mi comprensión

Ya hablamos antes de unos de los beneficios más evidentes que era la disminución del TIEMPO DE ESTUDIO, pero si no lo leyó, puede visitar nuestro BLOG en “Un año de Vacaciones”.

Por lo mismo, podemos hablar de un SEGUNDO BENEFICIO que está íntimamente relacionado con el primero, pero que a simple vista no resulta tan obvio de captar. Maximizar su rendimiento intelectual y sus habilidades de lectura, requiere estar bien despierto, observando y asimilando todos los detalles a una mayor velocidad de procesamiento.

¿Se comprende la idea?

Haber… Aclaremos e imaginemos lo siguiente situación.

Usted va por el centro de la ciudad y de repente se da cuenta que está en un Ferrari.

Lectura veloz, lectur rapida, aprender a leer, mejorar la comprensión, subir las notas, curso de lectura, memoria y comprensión

¡Sí, un FERRARI!

¿Qué pasaría?

¿De qué le serviría?

¿Podría aprovechar su real rendimiento?

Probablemente no.

Es claro que aquí debemos conjugar dos elementos que deben funcionar muy de la mano. La calidad de su motor, es decir, saber con qué piezas cuenta y el ¿Cómo? y ¿Dónde? utilizará su Ferrari. Saber conducir su mente significa primero ¡Tener la llave para encenderlo! como también, ser capaz de entregarle la carretera adecuada, donde realmente pueda desempeñarse con propiedad, debiendo para esto, aumentar la velocidad de procesamiento que su mente debe manejar por segundo.

Tal vez algo que usted nota a diario, y que nos diferencia en forma evidente con las nuevas generaciones, es que, frente a los nuevos estímulos, como pueden ser una nueva tecnología o una herramienta novedosa, un adolescente resolverá y se adaptará casi en forma automática (y con total naturalidad) a este nuevo escenario. Por otra parte, un adulto también lo logrará, pero tendrá que encontrar las respuestas paso a paso, analizando y racionalizando este nuevo proceso, lo que marcará una diferencia abismante en ambas experiencias.

De la misma forma, si usted de un momento a otro duplica o triplica su actual velocidad de lectura lo apreciaría y comprendería con claridad.